Pueblos
Los Cuatro Pueblos

 

Elfos: Los humanos les llamarán Hijos de los Dioses porque son los únicos que se comunican con éstos y obtienen su favor a través de la magia. Son inmortales, mayores de edad a los 100 años, aunque emocionalmente no maduran completamente hasta los 250 años. Los hay de diversas razas:

Elfos de la Noche: Elfos siartanos. Sus cabellos, ojos y labios poseen  los colores de la gama de los azules y pueden convertirse en sombras. Son de magia cálida y obtienen su energía feérica de la Luna y las estrellas, a los que consideran sus esencias. Son los más poderosos en el uso de la magia y son los únicos con capacidad de clarividencia, de lo que se ocupan los Sabios Videntes.
Elfos de las Rocas: Elfos greisianos. Sus cabellos, ojos y labios poseen los colores de la gama de los grises y pueden convertirse en piedra. Son de magia fría y obtienen su energía feérica de los minerales preciosos.
Elfos del Fuego (elfos Ígneos): Elfos vulcanianos. Sus cabellos, ojos y labios poseen  los colores de la gama de los naranjas y pueden convertirse en energía eléctrica (los más poderosos). Son de magia cálida y obtienen su energía feérica del fuego y las tormentas, a los que consideran sus esencias.
Elfos de los Bosques: Elfos quersianos. Sus cabellos, ojos y labios poseen los colores de la gama de los verdes y pueden mimetizarse con los elementos bosques, así como controlarlos. Son de magia neutra, ni fría ni cálida, y obtienen su energía feérica de las plantas. Existe una subespecie de los bosques leñosos que rodean las Grandes Selvas, y que poseen rasgos marrones.
Elfos del Aire: Elfos boreanianos. Sus cabellos, ojos y labios poseen los colores de la gama de los azules claros. Tienen alas, que pueden hacer invisibles a placer, y vuelan. Son de magia neutra y obtienen su energía feérica de los vientos. Son los más serenos y pacíficos de todos los Elfos.
Elfos del Agua: Elfos marinos. Sus cabellos, ojos y labios poseen los colores de la gama del azul verdoso y tienen cola de pez cuando están en el agua. Son de magia fría y obtienen su energía feérica del agua y las corrientes. Existe una variedad del agua dulce, de rasgos más plateados, que actualmente vive únicamente en el Lago Plata de Quersia.

Humanos: Antiguamente los humanos eran una sola raza, mortal. Sin embargo, la unión de algunos de ellos con los Elfos en su época de amistad, los separó en dos razas:

Bajos humanos: Los que son puramente humanos. No pueden usar la magia y no son inmunes a ella. Antiguamente vivían en el Continente Sur (Reinos de Suria), pero las guerras y los pueblos de Maelvania los obligaron a trasladarse al Norte y desplegarse en él, haciendo retroceder a los seres feéricos. Durante este proceso de migración, perdieron su esplendor y la mayoría de sus valores, que se conservan aún en Arsilon. Aun así son los más numerosos y los habitantes principales del mundo conocido.
Altos humanos: Los que descienden de uniones mixtas entre elfos y humanos y practican magia. Acostumbran a tener rasgos más delicados, son más altos, y dependiendo de la antigüedad de su ancestro elfo, pueden tener signos físicos más o menos evidentes de este legado élfico; generalmente un color de ojos o cabellos inusual. También suelen vivir unos pocos años más, llegando a la vejez un poco más tarde. La mayoría residen en Udrian, a donde se trasladaron durante la época de amistad con los feéricos para estar cerca de los elfos de Siarta, aunque los hay en ambos continentes. Los Nigromantes son los Altos humanos del Reino de Maelvania, cuyas enseñanzas mágicas se centran en los poderes Vodun, es decir oscuros, y pueden crear los golems de Maelvania. Su educación se basa en el miedo y la violencia, para hacer de ellos guerreros sin compasión ni sentimientos. (Para saber más de los Altos humanos visita los mitos Sobre los Altos humanos y Las Guerras de Magia).

Enanos: De la mitad de la talla de un humano, es la especie más antigua de las cuatro principales. Viven unos cuatrocientos años y son mayores de edad a los 150. Son muy joviales, aunque de ira viva. Son buenos guerreros y grandes artesanos, capaces de producir las más poderosas armas. Por lo general son inmunes a la magia, aunque pueden sufrirla si el hechicero es muy poderoso. Pertenecen a la Alianza y tras abandonar las Fortalezas de Piedra, su primer hogar, se concentran en dos regiones, Riskaben y Enadar.

Íncubos: (Súcubos las hembras). Vampiros. Se alimentan de sangre y tienen predilección por los elfos, tanto para alimentarse como para tener descendencia con ellos (Vampiros de alta estirpe). Por lo general son elegantes y atractivos, de ojos grises o negros y tienen aspecto de Altos humanos aunque no respiran y no están vivos ni muertos. Pueden usar la telepatía como los elfos y tienen una cierta capacidad de control mental sobre sus víctimas. No consideran tener edad ni memoria histórica, por lo que el tiempo no se acumula en ellos como en los elfos. Se desconoce cuándo aparecieron y a partir de que especie. (Para saber más de los Vampiros visita el mito Sobre los Vampiros).

 


Copyright © Carolina Lozano 2008. Toda la información y los derechos son de Carolina Lozano y carolinalozano.com